domingo, 14 de febrero de 2010

Venezuela: oscuro panorama político, económico y social


Falta de energía y elevada inflación dispararán el ya preocupante desempleo.

VENEZUELA vivirá este año un tenso panorama político en medio de una crisis energética sin solución a corto plazo, efectos inflacionarios de una reciente devaluación, la creciente presión contra los medios de comunicación opositores, las expropiaciones y la arremetida del gobierno de Hugo Chávez por las elecciones legislativas de septiembre, estimaron analistas.

El país sudamericano, que en 2009 registró una inflación de 25%, la más alta de la región, no podrá evadir los efectos de la devaluación, un asunto que impactará el empleo y el ingreso de los venezolanos, estimó el economista Pedro Palma durante un foro en Caracas sobre perspectivas económicas y sociales.

Según el especialista, estos efectos negativos serán mayores que los beneficios que pueda traer la expansión del gasto público que se logrará gracias a la devaluación y que hará subir los ingresos del fisco en un año electoral.

"Va a ser un año de recesión económica, un año difícil, complejo, caracterizado por estancamiento económico e inflación", describió Palma.

"Esto se va a traducir en mayor desempleo y sin duda alguna disminuirá la calidad de vida y el ingreso real, y la capacidad de compra de los venezolanos va a seguir reduciéndose tal como en 2009", añadió.

A inicios de enero el Ejecutivo depreció el bolívar, que se mantenía en 2,15 por dólar desde 2005. Desde entonces rigen dos precios oficiales del dólar: 2,60 para productos de primera necesidad, remesas e importaciones del sector público y 4,30 para el resto de productos y la venta de los dólares obtenidos con el petróleo.

Palma previó que para 2010 podría registrarse una contracción de la economía similar al -2,9% de 2009, pero "el efecto podría ser mayor" dependiendo de la situación eléctrica, alertó.

Venezuela enfrenta una severa crisis energética que llevó al gobierno de Chávez a decretar el lunes un estado de emergencia por 60 días prorrogables, en el último eslabón de una cadena de medidas anunciadas los últimos meses que buscan reducir el consumo de energía e incentivar el ahorro.

"Ha disminuido la energía que produce el embalse del Guri y por otro lado no es suficiente la potencia de las centrales termoeléctricas. Estos dos factores combinados nos llevan a la situación de hoy día. ¿Si es posible solucionarlo a corto plazo? Es difícil", afirmó el experto en energía Fernando Branger.

El embalse del Guri, al sur, con sus aguas en niveles críticos debido a la sequía, es responsable de un 70% de la energía consumida en Venezuela. El resto de la generación está basada en centrales termoeléctricas.
Recientemente el gobierno afirmó que este año ingresará 4.000 MW nuevos de capacidad energética a las redes de transmisión.

"La experiencia de los últimos años, cuando no se ha cumplido con lo que se prometía en esta área, hace que sea cuestionable ese anuncio", comentó Branger a la AFP.

Según cifras oficiales, la demanda de energía eléctrica en Venezuela supera en unos 1.000 MW la generación diaria, que ronda los 16.200 MW. La crisis energética ha llevado a racionamientos de energía en todo el territorio y ya ha habido varios importantes apagones.

En medio de este panorama, están previstas elecciones legislativas para septiembre de este año, cruciales para el proyecto de gobierno de Chávez.

Para el encuestador Luis Vicente León, director de la firma Datanálisis, se ha configurado un panorama complejo ya que la ciudadanía ha perdido confianza en su gobernante quien, sin embargo, sigue gozando de altas tasas de popularidad.

"Después de más de 11 años en el poder Chávez todavía tiene a la mitad de la población. Es verdad que se ha debilitado, pero también es verdad que su aprobación está en torno al 50%", señaló León.
"Chávez no ha perdido lo suficiente como para estar destruido, ni tiene suficiente para estar tranquilo", resumió.

Según León, hasta septiembre Chávez se basará en un "incremento brutal del gasto público" para llevar adelante una campaña "que va a inundar las comunicaciones".

"Estando en un momento complejo es cuando Chávez es más activo, por no decir peligroso", aseguró.
Medios de comunicación
Otro factor de presión que enfrenta Chávez, tanto interna como externamente y que puede pasarle “cuenta de cobro” en las elecciones legislativas, es el intento de limitar el accionar y la libre expresión de los medios de comunicación críticos a su gestión.

A finales de enero, RCTV y varios canales más salieron del aire por negarse a cumplir con una ley que ordenaba la transmisión de información chavista. El hecho generó el repudio tanto en el país como fuera de él. Internamente, los estudiantes de las universidades realizaron varias manifestaciones, que fueron reprimidas.

A nivel internacional, fueron múltiples y contundentes las expresiones de rechazo y condena por la ley chavista. La más reciente de ellas fue la de los eurodiputados que denunciaron la voluntad de “amordazar” la prensa en Venezuela.

El jueves pasado, el Parlamento Europeo expidió una resolución en la que lamentó "la decisión gubernamental de no permitir en adelante la emisión de los mencionados canales en Venezuela y pide su restitución".

Asimismo pidió "a las autoridades de Venezuela que revisen esa decisión", así como la que obliga a "transmitir íntegramente las alocuciones del jefe del Estado".

"Estas medidas persiguen obtener el control y el amordazamiento de los medios de comunicación, cuando no cercenar los derechos democráticos a la libertad de expresión e información", agregó el mensaje del Parlamento europeo

Los diputados europeos manifestaron "su honda preocupación por la deriva autoritaria del gobierno del presidente Hugo Chávez, cuyas medidas pretenden debilitar a la oposición democrática y coartar los derechos y libertades de los ciudadanos".

Sin embargo Chávez desoye estas condenas y sigue adelante con su “Revolución socialista bolivariana”, atizando aún más el descontento social y ahondando la polarización política.


No hay comentarios: