martes, 16 de marzo de 2010

Estado se apodera cada vez más de economía venezolana


El Estado venezolano tiene en sus manos un tercio del Producto Interno Bruto (PIB) y sigue extendiéndose, impulsado por las políticas socialistas del gobierno de Hugo Chávez, quien no escatima ataques contra el sector privado, aún mayoritario en el aparato productivo.

El PIB público llegó a 30,3% en 2009, sobre el 26,3% que alcanzó en 2006, según el Banco Central (BCV). En ese mismo lapso, el PIB privado, aunque aumentó en cifras globales, disminuyó su proporción de 62,8% a 58,8% en la economía venezolana.

"Siguen con el empeño de acabar con el aparato productivo privado del país, menoscabando el desarrollo y la generación de empleos", consideró Noel Álvarez, presidente de la patronal Fedecámaras.

La actividad privada, que cabalgó sobre el crecimiento económico acelerado que registró Venezuela tras el paro petrolero de 2002 y 2003, cayó desde 2008.

"El gobierno profundiza su cerco al sector privado tratando de responsabilizarlo por los efectos inflacionarios de las medidas tomadas por ellos", dijo recientemente el presidente de Conindustria, Carlos Larrazábal.

El gremio industrial critica además las leyes que "acaban de hecho con la propiedad privada" y que "no crean confianza en el país para atraer las inversiones generadoras de empleo que tanta falta nos hacen".

En cambio, el sector público acumula seis años de crecimiento sostenido, reimpulsado desde 2007 por el proceso de nacionalizaciones que realiza el gobierno de Chávez en sectores estratégicos como el petrolero, cementero, siderúrgico, alimenticio, eléctrico, bancario y de telecomunicaciones.

Además, otras formas productivas promovidas por el gobierno, como las empresas de producción social (EPS) o cooperativas, ayudan a extender el papel estatal en la economía.

"Aunque eso no es estrictamente público hay una presencia importante del Estado: las cooperativas y EPS son privadas, pero viven del Estado", señaló el economista Asdrúbal Oliveros, de Ecoanalística.

Según estimaciones de esta firma de análisis económicos, esta categoría de empresas crecerían entre 5,8% y 7,8% en 2010.

El gobierno venezolano sostiene que las EPS son la base del Socialismo del siglo XXI que predica el presidente Chávez.

Estrategia

Según está especificado en el llamado Plan Socialista 2007-2013, el Ejecutivo espera que las EPS y las empresas estatales sobrepasen conjuntamente en los próximos tres años la proporción que ocupa el sector privado en la economía.

"El socialismo convierte al pueblo en un gran propietario social y también provee a la familia el apartamento, la tierra, la vivienda, el vehículo o los bienes personales", dijo Chávez recientemente.

"El capitalismo es el que expropia al pueblo: tu pequeño terreno, tu vivienda, nada de eso te pertenece", agregó.

Para Oliveros, la incursión del Estado en sectores tradicionalmente privados genera "distorsiones" en la economía, que son aún mayores cuando las empresas estatales controlan un sector particular.

En Venezuela, por ejemplo, la principal empresa de telecomunicaciones es estatal, y la banca pública controla un cuarto de los depósitos del sistema financiero.

"El Estado no se rige por los mismos cánones de rentabilidad y eficiencia de las empresas privadas, que tienen que cumplir con sus accionistas y tienen una cantidad de regulaciones impuestas por el mismo Estado", aseguró Oliveros.

Así, en la acería Sidor, nacionalizada en 2008, la producción de los 10 meses que siguieron a la estatización fue de 780.000 toneladas menor que la del mismo periodo del año anterior, según fuentes sindicales./AFP