martes, 16 de marzo de 2010

Juez español pidió captura de 7 etarras y 5 de las Farc


LA ORDEN de detención de 12 presuntos miembros de Eta y de las Farc, entre ellos el integrante del secretariado, Iván Márquez¬, procesados hace dos semanas en un auto, que señalaba la “cooperación gubernamental” venezolana en las relaciones entre ambas organizaciones, fue emitida ayer por la justicia española.

El juez Eloy Velasco, de la Audiencia Nacional -principal instancia judicial española-, “cursó oficialmente órdenes internacionales y europeas de detención”, de estas 12 personas, “a los pocos días” de emitir, el pasado 1 de marzo, ese auto, que provocó tensiones entre España y Venezuela.

Hace dos semanas, Velasco procesó a 13 miembros de Eta y las Farc en un auto judicial en que además señala que la colaboración, entre la organización independentista armada vasca y la guerrilla colombiana, contó con “cooperación gubernamental” venezolana.

En el auto, el juez pedía que se cursaran órdenes de busca y captura de 12 de los 13 procesados, lo que él mismo hizo días después, se supo este lunes.

De acuerdo con información de fuentes jurídicas, la decisión del juez Velasco incluye a Arturo Cubillas Fontan, quien ocupó un cargo en el Gobierno de Venezuela.

El gobierno español transmitió el auto de Velasco la semana pasada a las autoridades de Venezuela y de Cuba debido a que según la justicia, varios de los procesados podrían residir en estos países.

El auto provocó un cruce de declaraciones entre los gobiernos español y venezolano: mientras Caracas negó los hechos, que deben investigarse, Madrid pidió colaboración a Venezuela en la lucha antiterrorista, y días después ambos emitieron un comunicado conjunto para subrayar sus excelentes relaciones y asegurar que colaborarán contra Eta.

Seguidamente, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, declaró que el juez Velasco está “asociado a la mafia del ex presidente (conservador español) José María Aznar, a lo peor del Partido Popular y a sectores de la ultraderecha”, lo que el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, estimó “inaceptable”.

Velasco procesó a seis presuntos miembros de Eta y a siete de las Farc por su supuesta colaboración y el intento de asesinato en España de personalidades colombianas, entre ellas el presidente Álvaro Uribe, el ex presidente Andrés Pastrana y la hoy precandidata Noemí Sanín.

De acuerdo con las fuentes, el juez Velasco no ordenó la detención de dos de los integrantes de las Farc procesados porque uno de ellos murió y porque la única mujer procesada, Remedios García Albert, está en España.

El Magistrado procesó a Cubillas y a los miembros de las Farc, Edgar Gustavo Navarro Morales y Víctor Ramón Vargas Salazar, por un delito de conspiración para cometer homicidios terroristas.

A los presuntos etarras, José Ignacio Echarte Urbieta, Ignacio Domínguez Achalandabaso y José María Zaldua, el juez les imputa un delito de tenencia de explosivos, del que también acusa a Cubillas.

Por colaboración con organización terrorista procesó a José Ángel Urtiaga Martínez y José Miguel Arrugaeta San Emeterio, presuntos miembros de Eta, y por el mismo delito a los miembros de las Farc, Emiro del Carmen Ropero, Rodrigo Granda, Luciano Martín, alias Iván Márquez, y Omar Arturo Zabala.