jueves, 15 de abril de 2010

Perú fustiga ante Gates políticas de Venezuela


El ministro de Defensa peruano, Rafael Rey, afirmó que las políticas de Venezuela son equivocadas, tras entrevistarse en Lima con su par estadounidense, Robert Gates.

El gobierno de Hugo Chávez debe comprender que los países sudamericanos “quisiéramos todos vivir en paz y cooperando mutuamente”, dijo Rey.

“Comprendemos que haya otros países que crean que el camino es otro. Pero creemos que es un camino equivocado. Ahí está el resultado de las políticas adaptadas por el presidente Chávez en su país”, indicó Rey en rueda de prensa con Gates.

Gates llegó el martes a Lima, primera parada de una gira que lo llevará también a Colombia -el otro gran aliado estadounidense en la región- y a Barbados.

Rey criticó que en Venezuela haya “expropiaciones indebidas”, escasez de alimentos y cortes de electricidad.

“El objetivo de mi viaje es positivo”, afirmó por su parte Gates escuetamente, interrogado sobre si se estaría conformando una alianza con Perú frente a gobiernos antagonistas como el venezolano.

Gates dijo el martes que Perú ha sido una “influencia constructiva” en Sudamérica frente a la “propaganda” de Chávez.

El titular de Defensa de EU se reunió ayer, además, con el presidente Alan García.

Estados Unidos busca reforzar la cooperación con Perú en la lucha antinarcóticos pero también contrainsurgencia, ante el resurgimiento de la guerrilla de Sendero Luminoso, según señalaron fuentes del Departamento de Defensa antes del viaje.

Perú ha sido “un buen amigo” de Estados Unidos y está empeñado en la cooperación con otros países aliados de Washington en la región como Colombia y México, explicó Gates.

Tras su escala en Perú, Gates viajó a Colombia para reunirse con el presidente Álvaro Uribe y el ministro de Defensa Gabriel Silva.

“La visita a Perú y Colombia es básicamente para reconocer lo que se ha logrado y explorar oportunidades de mayor cooperación”, dijo Gates.

Gates cerrará esta gira en Barbados, donde asistirá a una reunión de ministros de Defensa del Caribe, para discutir acerca de la lucha antinarcóticos, ante el temor estadounidense de que la actividad de los cárteles mexicanos se traslade hacia esa área.