sábado, 1 de mayo de 2010

EU rechaza injerencia de Chávez en Colombia


UN LLAMADO a los países latinoamericanos para que no intervengan en los procesos electorales, como el que vive Colombia, hizo ayer el subsecretario de Estado de Estados Unidos para asuntos latinoamericanos, Arturo Valenzuela.

Este pronunciamiento se da en momentos en que el presidente Álvaro Uribe se ha quejado de la injerencia del jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez, en el proceso electoral interno.

Valenzuela dijo que las naciones deben respetar las situaciones internas de los demás países y no referirse a candidatos presidenciales de procesos electorales ajenos.

“Yo creo que es muy importante no inferir en los asuntos internos de otros países. Hay que respetar las situaciones internas de cada país”, dijo el subsecretario de Estado.

“A nosotros no nos concierne referirnos a un candidato o a otro, agregó, esa es una decisión que tendrán que tomar los votantes en cada uno de los países, y respetamos obviamente la decisión soberana de las poblaciones a escoger sus propios candidatos”, dijo ayer Valenzuela.

El alto funcionario norteamericano aseguró que a Estados Unidos siempre se le ha señalado de intervenir en los temas internos de otros países.

Arturo Valenzuela inicia mañana un viaje por América Central, en el que tiene como objetivo promover la cooperación en materia de seguridad ciudadana.

Mañana viajará a Guatemala donde permanecerá el lunes, el martes irá a El Salvador y el miércoles a Panamá, donde participará en conversaciones regionales antes de su retorno a Washington, el sábado 8 de mayo.

Injerencias de Chávez

Hace una semana, el presidente Chávez opinó que si el candidato Juan Manuel Santos, aspirante del Partido Social de Unidad Nacional (La U), llegaba a la Presidencia de Colombia podría “generar una guerra” en la región siguiendo supuestas órdenes de Estados Unidos.

“Santos de presidente pudiera generar una guerra en esta parte del mundo, además cumpliendo instrucciones de los yanquis”, señaló Chávez durante su programa dominical de radio y televisión Aló Presidente.

En ese espacio condenó que el candidato presidencial y ex ministro de Defensa hubiera dicho en un debate con los demás candidatos a la Casa de Nariño sentirse “orgulloso” por el bombardeo de un campamento de las Farc en suelo ecuatoriano en marzo de 2008, que el mandatario venezolano calificó de “invasión”.

La semana pasada Santos acusó al presidente venezolano de interferir en las elecciones presidenciales colombianas. Aunque Santos admitió recientemente que tenía profundas diferencias ideológicas con Chávez, anunció que si es elegido presidente manejará las relaciones con respeto y a través de los canales diplomáticos.

El Gobierno colombiano también ha salido a rechazar las interferencias de Chávez en el proceso electoral. Colombia “considera inaceptables las referencias que el Gobierno de Venezuela ha hecho sobre la campaña electoral colombiana, lo cual es una violación al principio básico universal de no intervención en los asuntos internos de otros países”, manifestó en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano el pasado 27 de abril.

El presidente Uribe ha criticado las declaraciones del mandatario Chávez. “Es una ofensa al pueblo colombiano que un Gobierno extranjero trate de coaccionar su libre voluntad política para elegir al próximo presidente de la República con intimidaciones de guerra”', dijo el jefe de Estado colombiano. Uribe dijo que “el pueblo colombiano no va a aceptar este chantaje”.