martes, 9 de marzo de 2010

Caracas “molesta” por mediación de Fernández


La “agenda unilateral de mediación” emprendida por el presidente dominicano Leonel Fernández con el objetivo de resolver las diferencias entre Caracas y Bogotá, es observada por Venezuela con “preocupación” y “molestia”, pero República Dominicana aclaró que no hay distanciamiento con el gobierno de Chávez.

“Leonel Fernández emprendió una agenda unilateral de mediación. No fuimos consultados sobre ello ni hemos dado ningún visto bueno”, declaró una fuente bajo anonimato, explicando que se iba a enviar a las autoridades dominicanas una nota oficial manifestando este malestar.

Al Mismo tiempo, el gobierno de República dominicana notificó que una reunión que tenía prevista el presidente Fernández con el canciller venezolano, Nicolás Maduro, fue pospuesta.

En febrero, en la cumbre del Grupo de Río en Cancún (México), los presidentes venezolano, Hugo Chávez, y colombiano Álvaro Uribe tuvieron un fuerte enfrentamiento verbal, que derivó en la decisión de nombrar un grupo de países amigos y a Fernández como mediador para recomponer las relaciones.

El pasado viernes, el mandatario dominicano se reunió con Uribe y expresó su optimismo ante un posible restablecimiento pleno de las relaciones entre Bogotá y Caracas.

“En Cancún quedamos pendientes de que se nos consultara sobre este tema pero no se ha conversado desde entonces sobre la mediación, ni hubo ningún acuerdo para que él viniera o no viniera a Caracas”, declaró esta fuente diplomática en Caracas.

El sábado, Fernández anunció que preveía encontrarse el lunes en Santo Domingo con el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro.

“Nicolás Maduro no viajó a Santo Domingo por esta razón (...) Hay una molestia y una preocupación por el inicio de esta agenda inconsulta y vamos a evaluar la situación”, agregaron estas fuentes.

Venezuela decidió congelar en julio de 2009 sus relaciones con Colombia debido a un acuerdo militar entre Bogotá y Washington que permite a las tropas estadounidenses operar controladamente en siete bases militares del país sudamericano.

Por su parte, República Dominicana descartó un distanciamiento. “Existen unos vínculos muy estrechos entre el presidente Leonel Fernández, el pueblo venezolano y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez”, dijo el ministro de Estado dominicano, César Pina, luego de que se suspendiera la visita de este lunes del canciller venezolano Nicolás Maduro a Santo Domingo.

Ayer, Maduro tenía previsto visitar a Fernández en Santo Domingo, pero la actividad también se suspendió, según anunció la Cancillería en Caracas.