miércoles, 10 de marzo de 2010

Embajador dominicano se va por desacuerdo protocolar


El hecho se da en momentos en que el presidente Leonel Fernández media en la crisis colombo-venezolana.

ALEGANDO que recibió información falsa -sin aclarar cuál- de un funcionario colombiano durante la visita del fin de semana del presidente Leonel Fernández, que intenta mediar entre Colombia y Venezuela, el embajador dominicano en Bogotá, Angel Lockuard, anunció su renuncia.

“He enviado en el lunes mi renuncia a mi presidente por motivos que indico en la nota que he remitido y que tiene que ver con una información falsa que me suministró el director de protocolo en ocasión de la visita”, dijo Lockuard.

“Hubo un detalle en el manejo de protocolo, cierta indelicadeza protocolar que me ha hecho dar el paso. El director de protocolo me entregó cierta información, que luego confirmé con mi presidente que no era cierta, y eso produjo una indelicadeza protocolar que me resulta inaceptable”, añadió.

La cancillería colombiana aún no ha recibido información formal sobre este asunto, dijo un funcionario, desestimando las razones esgrimidas por el diplomático dominicano para renunciar.

Al mismo tiempo el Gobierno Nacional le solicitó al embajador dominicano que haga públicas las razones puntuales que lo llevaron a tomar la decisión de renunciar, por cuanto considera extraño su argumento.

“Es extraña la razón argumentada por el embajador para renunciar pues el tema de la mediación (dominicana entre Colombia y Venezuela) no pasa por el jefe de protocolo. Él sólo maneja el protocolo. La mediación, el tema de fondo, es manejo exclusivo del presidente (Uribe) y de su canciller” Jaime Bermúdez, afirmó.

El jefe de protocolo, Julio Riaño -ex embajador en varios países centroamericanos- es el encargado de la logística de los eventos diplomáticos y de acompañar al presidente colombiano a eventos internacionales.

Leonel Fernández se reunió la noche del viernes con Uribe, en el marco de una mediación entre Colombia y Venezuela que le fue encargada durante la cumbre del Grupo de Rio en Cancún (México) el mes pasado.

Luego de ese encuentro, el presidente dominicano se declaró “optimista” sobre el futuro de las relaciones entre esos dos países fronterizos.

Se esperaba que el canciller venezolano Nicolás Maduro viajase a Santo Domingo el lunes pasado para encontrarse con Fernández. Sin embargo, esa visita se canceló, y fuentes venezolanas bajo el anonimato dijeron que estaban “preocupadas” y “molestas” por la “agenda unilateral” de la mediación de Fernández.

Al mismo tiempo, ayer el gobierno dominicano lamentó “la preocupación o molestia” que causó en Venezuela la mediación emprendida por el presidente Fernández para apaciguar las tensiones de ésta con Colombia, y subrayó su “disposición incondicional” para trabajar por la unidad.

“Lamentamos profundamente cualquier preocupación o molestia que haya podido generarse, de manera involuntaria, en el gobierno de la hermana República Bolivariana de Venezuela, por la agenda” de Leonel Fernández, explicó una nota de la cancillería en Santo Domingo.

Y el Gobierno Nacional agradeció a Fernández “por la disposición de avanzar en el mecanismo acordado en la pasada cumbre de Cancún-México, por parte de un grupo de países amigos, con el objetivo de facilitar el diálogo entre Colombia y Venezuela.