sábado, 6 de marzo de 2010

Piden a Chávez ayuda para investigar nexos Eta-Farc


La vicepresidenta primera del Gobierno ibérico, María Teresa Fernández de la Vega, exigió a Caracas respeto para su país.

AL TIEMPO que el ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, pidió la colaboración de Venezuela para investigar la relación Eta-Farc, el subsecretario adjunto de Defensa de EU, Frank Mora, instó al presidente Hugo Chávez a combatir a la guerrilla colombiana.

“Nosotros como policía (...) vamos a investigar hasta el final estas relaciones entre Eta y las Farc, que es necesario conocer, y para esa investigación necesitamos la colaboración de Venezuela, y eso sí que se le puedo pedir rotundamente al gobierno venezolano: tienen que colaborar con la justicia española puesto que el asunto es de una gravedad importante”, declaró.

Ese pedido de colaboración “con la justicia” española se extiende “a las autoridades judiciales venezolanas”, según Rubalcaba, que recordó que desde hace dos años la policía investiga la relación entre la organización independentista armada vasca Eta y las Farc “aquí, en Colombia y en Venezuela”.

El Ministro hizo estas declaraciones después que un juez español denunció el lunes que la colaboración entre Eta y Farc contó con “cooperación gubernamental” venezolana y que ambas organizaciones planeaban atentar en España contra personalidades colombianas, entre ellas el presidente Álvaro Uribe.

Sobre esta posible cooperación del gobierno del presidente Hugo Chávez, el ministro español quiso ser “prudente”, al igual que lo ha sido el ejecutivo colombiano.

“Lo que me interesa es que la colaboración vaya lo mejor posible, y para ello hay que ser muy prudente con lo que se dice”; “uno no le puede pedir a un país que colabore conmigo y mientras colabore le doy dos bofetadas”.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió al ejecutivo venezolano “explicaciones” sobre esa presunta colaboración, y el canciller español, Miguel Angel Moratinos, indicó que sólo pidió “informaciones” a Caracas y que “ellos negaron todo tipo de connivencia y prometieron cooperar con la Justicia y las autoridades españolas”.

Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, defendió la actuación del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, que calificó de “clara” y realizada desde el “rigor, la sensatez y la necesaria colaboración institucional”.

También destacó que se han puesto en marcha con el Gobierno venezolano “todos los mecanismos de cooperación jurídica” para esclarecer los hechos.

En este sentido, subrayó que la actuación está en el ámbito de la justicia porque se trata de hechos “muy graves” y “todos tenemos interés en que queden meridianamente claros”.

De la Vega afirmó asimismo que “la justicia española es independiente” e instó a las autoridades venezolanas a colaborar.

Tras asegurar que la actuación del Gobierno hacia Venezuela no es tibia, insistió en la colaboración y el respeto a las instituciones y a la justicia, “ya que sólo el que respeta es respetado”.

Por su parte, el subsecretario adjunto de Defensa de Estados Unidos para asuntos del Hemisferio Occidental, Frank Mora, instó a Venezuela a combatir a las Farc, de la que dijo es una amenaza también para Ecuador y Perú.

“Venezuela debe combatir ese flagelo que amenaza no sólo a ese país sino a toda la región”, dijo Mora en Bogotá.

Respecto a la investigación que un juez español realiza sobre una presunta alianza entre las Farc y la organización independentista armada vasca Eta, con supuesta “cooperación gubernamental” venezolana, el funcionario estadounidense demandó una respuesta interinstitucional internacional.

“Esos grupos van a cooperar entre ellos en otros países y debe haber una respuesta interinstitucional multinacional”, puntualizó.